Urbano Ferreiroa

La Tierra Santa. Su descrioción y su porentosa historia, Valencia 189

Urbano Ferreiroa Millán nació en San Félix de Navío en Orense (España) en 1845 y murió en 1901. Ejerció numerosas funciones importantes en la iglesia de España, en particular en la Nunciatura, y fue corresponsal de la “Real Academia de la Historia”. Escribió numerosas obras históricas, como “Historia de los Papas” en nueve volúmenes. Su preciosa descripción de la Tierra Santa ha sido reeditada recientemente (2010).

La Basílica del Santo Sepulcro

“El monumento más importante de Jerusalén, el que guarda reliquias más santas para los cristianos, el que resume en sus recuerdos los màs sublimes acontecimientos de la Pasión y muerte de Nuestro Seflor Jesucristo, es sin disputa la majestuosa basilica del Santo Sepulcro. Contestes se hallan todos los autores que sobre la materia han escrito, acerca de la impre¬sión profunda que reciben cuantos visitan este lugar santo.
Hasta prescindiendo del sentimiento religioso; hasta mirando aquel sitio sino con los ojos de la incredulidad, con ojos indiferentes, no puede menos de sentirse conmovido el viajero ante la majestad del lugar, ante el aroma de devoción ferviente que allí se exhala de todas partes, ante la memoria de un suceso que, aun cuando no tuviera sus divinos caracteres, seria siempre sacrificio grandioso y admirable en bien del género humano.
Otras basílicas aventajan á la del Santo Sepulcro en dimensiones y riqueza, como por ejemplo la de San Pedro del Vaticano, y la de San Pablo, extra¬muros de Roma, la catedral de Milán y otras varias que pudiéramos citar; pero ninguna le sobrepuja en ese aire de santidad, en ese aspecto mistico que mueven al hombre devoto á prosternarse en la tierra, á inclinar la frente y á rezar con toda el alma, y que fuerzan al incrédulo 6 al escéptico al respeto y quizás á la vene¬ración, sin que se dé cuenta de ello, y á pesar de que repugnen estos actos á su inteligencia y á sus sentimientos”.