En los Hechos de los apóstoles

La presentación más antigua de la resurrecciónse encuentra en los discursos de Pedro de los Hechos de los apóstoles. En el segundo capítulo de los Hechos, Pedro habla de Pentecostés, un fenómeno interno de la comunidad de los apóstoles que se ha manifestado al pueblo con el rumor del trueno y a través de su capacidad para hablar distintas lenguas.
Pedro explica que los apóstoles no están borrachos sino que el Espíritu ha descendido sobre ellos, como había predicho el profeta Joel.
El gran día de Dios ha llegado gracias al Jesús Nazareno que vosotros habéis crucificado pero que Dios ha hecho resucitar rescatándolo de la muerte, como David había predicho en el salmo 16. De hecho, el salmo no habla del mismo David, pues él murió, fue sepultado y su sepulcro todavía sigue entre nostro ; sino que David prevé la resurrección de Cristo el cual fue elevado a la derecha de Dios, ha recibido del Padre el Espíritu Santo prometido y lo ha derramado sobre nosotros, como vosotros véis y escucháis. La conclusión del discurso de Pedro es clara: “Sepa, pues, con certeza todo Israel que Dios ha constituido Señor y Cristo a ese Jesús a quien vostro habéis crucificado” (Hch 2, 36).
Detengámonos en los puntos esenciales de este discurso y de otros que le siguen.

  • El hecho central anunciado es la resurrección de Jesús, del Crucificado que la gente conocía bien. De este hecho los apóstoles son testino ante Israel. La venida del Espíritu es consecuencia de la resurrección.
  • Dios ha cumplido las promesas antiguas resucitando a Jesús, que es Señor y Cristo, el Mesías.
  • Los tiempos futuros ya han comenzado.
    El anuncio es estrictamente teocéntrico: es Dios quien ha despertado o levantado a Jesús de la muerte. La cristología es arcaica: Jesús es siervo de Dios, el siervo fiel descrito por el profeta Isaías ; pero la fe es ya segura: Jesús es llamado Mesías, Señor, es decir, Dios.
  • El anuncio consiste en el hecho de que Dios ha resucitado a Jesús. Se añade sólo que, con esto, Dios ha realizado su plan de salvación como había prometido. En esto se ve la reflexión de los apóstoles a la luz de las Escrituras.
  • El discurso de Pedro a Cornelio, en el capítulo décimo de los Hechos, precisa los detalles que se encuentran en la tradición primitiva: Jesús ha resucitado al tercer día, durante algunos días se ha manifestado a testigos escogidos, les ha dado la orden de predicar al pueblo para que se arrepienta y crea.


  • En los Evangelios
    En las cartas de Pablo