El Calvario

Concentramos la atención en el Calvario, el primer polo de la basílica cruzada. Nos conserva una parte del Misterio pascual, la más dolorosa y meritoria: la crucifixión y muerte de Cristo, nuevo Adán y nuestro destino de salvación y gloria.

Nombre y ubicación


Calvario es una palabra latina, traducción del término hebreo gólgota, que significa cráneo.
Esta denominación se debe al aspecto del sitio, una antigua cantera rocosa abandonada. “El lugar llamado del Cráneo, en hebreo Gólgota”, estaba cerca de Jerusalén, nos dice Juan, testigo ocular de la Pasión.
Hoy, el Calvario se encuentra dentro de los muros de la Ciudad Vieja..

La cruz


Jesús murió en la cruz que él mismo había llevado, ayudado por un tal Simón de Cirene, símbolo del discípulo que lleva la cruz tras Jesús.
La cruz era un patíbulo con dos astas superpuestas.
En el siglo II san Ireneo le daba un significado simbólico: “El Verbo encarnado, cargando con la cruz para rescatarnos y vivificarnos, ha reunido a los dos pueblos, judíos y paganos, en uno por medio de la extensión de los brazos. Dos son, en efecto, los brazos porque dos son los pueblos diseminados hasta los confines de la tierra, pero el centro tiene una sola cabeza”.


La hora


Jesús fue crucificado hacia el mediodía y expiró a las tres de la tarde. Era un viernes, vigilia de Pascua, 13 del mes de nisán, probablemente el 7 de abril del año 30.
Es la hora, según el ritual judío, en la que todo lo que estaba fermentado debía desaparecer de las casas para dejar su lugar a los ázimos de la Pascua. Para el Nuevo Testamento, aquellos ritos eran símbolos del misterio cristiano: con el sacrificio de Jesús, nuestra Pascua, comenzaba la nueva y eterna alianza entre Dios y toda la humanidad.

La escena


El Calvario es el altar del mundo. Jesucristo crucificado es al mismo tiempo sacerdote y víctima del sacrificio con el que se realiza la obra de la redención.
Todo en el Calvario gravita en torno al Crucificado, Señor de la naturalezza y de la historia. Todo y todos toman su sentido de él: la Madre, las mujeres pías, Juan, los que le crucifican, los presentes, la humanidad y toda la creación. Estamos en la plenitud de los tiempos.



Las causas de la muerte
Significado de la muerte