Sirianos

Sirianos

La Iglesia siro-ortodoxa de rito antioqueno es la primera herede de la antigua Iglesia Judeo-cristiana y actualmente representa a los cristianos de idioma siriaco difundidos en muchos países medio orientales.

El idioma litúrgico es el siriaco, un idioma que pertenece al arameo, la lengua antigua que hablaba Jesús. Paralelamente al patriarca bizantino, un documento afirma la presencia en Jerusalén de un obispo Siro ya a partir del siglo VI.

La sede del metropolita Siro se encuentra en la iglesia de San Marcos, que se sitúa entre los barrios armenio y hebreo, que una antigua tradición jerosolimitana la considera la casa de María, madre de Marcos el evangelista.

En la basílica del Santo Sepulcro los Siro Ortodoxos ofician en la capilla de José de Arimatea y Nicodemo, realizada en el deambulatorio que se encuentra detrás del Edicola del Sepulcro, cuya propiedad está contestada por los Armenios.

Otras comunidades

Sirianos