Coptos

Coptos

La Iglesia ortodoxa copta, que recuerda a la tradición alejandrina como la etíope y eritrea, tiene sus orígenes en Egipto. Una tradición marca la llegada a Palestina en el siglo IV, siguiendo a Santa Elena Madre de Constantino aunque, con toda probabilidad los primeros contactos con los Lugares Santos ocurrieron a través de experiencias de vida monástica.

Los coptos, que actualmente cuentan en Jerusalén con unos mil fieles reunidos alrededor de su arzobispo que reside en el monasterio de San Antonio al lado del Santo Sepulcro, ofician en la basílica el altar que se encuentra detrás del Edicola.
En este altar es constante la presencia de un monje copto, que se reconoce por el típico manto negro con bordados dorados.

Las celebraciones, que presiden todos los domingos ante su altar, se realizan en árabe con partes en copto, un idioma formado del antiguo egipcio mezclado con el griego.

Otras comunidades

Coptos