Capilla de la Crucifixión

"Entonces Pilato se lo entregó para que lo crucifiquen, y ellos se lo llevaron. Jesús, cargando sobre sí la cruz, salió de la ciudad para dirigirse al lugar llamado «del Cráneo», en hebreo «Gólgota». Allí lo crucificaron; y con él a otros dos, uno a cada lado y Jesús en el medio. " (Juan 19,16-18)

Capilla de la Crucifixión

En la capilla situada al lado, que pertenece a los franciscanos, se hace memoria de la crucifixión.
El altar, en bronce plateado, es regalo del gran duque de Toscana Fernando de Médici (1588).
La decoración y los mosaicos fueron rehechos el siglo pasado. Del siglo XII es el medallón que representa la Ascensión. Entre las dos capillas se encuentra el altar de la Dolorosa.
El medio busto de la Virgen es un presente de la reina María de Portugal (1778).
Se desciende por una segunda escalera igual de empinada.

Pasión, crucifixión y unción

Capilla de la Crucifixión